logo

Los Robots que mueven el Azúcar en Buenaventura

Tienen 2,5 metros de altura. Sus brazos largos de hierro agarran y organizan en minutos un arrume de 35 sacos de azúcar en una plataforma, que luego operarios llevan en un montacargas a una zona de almacenamiento.

Este movimiento sincronizado, programado para armar montones exactos de talegos entrecruzados con carga de azúcar, lo hacen los dos robots que desde hace un año fueron ‘importados’ para que ‘trabajaran’ en la Sociedad Portuaria de Buenaventura.

Es parte de la modernización alcanzada por este terminal marítimo que en el 2015 exportó 15,8 millones de toneladas de carga, según la Superintendencia de Puertos y Transporte.

Por este puerto salen alrededor de 600.000 toneladas anuales de azúcar con destino a Europa, Asia y otros mercados externos.

En 20 años este terminal portuario ha invertido 440 millones de dólares en ampliación y mejoramiento de la infraestructura, equipos de seguridad y adquisición de últimas tecnologías como los dos robots importados de México.

Las máquinas ‘incansables’ fueron importadas para que trabajaran exclusivamente en el muelle de azúcar dispuesto en este puerto marítimo de Buenaventura.

Ahí funciona una de las bodegas más gigantescas del puerto, para el manejo de este producto. Es además una de las áreas más restringidas para el acceso. Allí solo pueden ingresar los trabajadores del lugar y que estén certificados.

“Aquí llega la mayoría de azúcar que se produce en el país”, asegura uno de los empleados que de lejos mira el trabajo de los robots.

El azúcar llega a este terminal proveniente de los ingenios del Valle del Cauca, de donde salen en sacos que cargan tractomulas hasta el puerto.

Una vez se descargan los sacos de azúcar en el muelle del terminal se llevan a la bodega, donde los robots se encargan de alistar los paquetes de 35 sacos para trasladarlos a la zona de almacenamiento que queda en la bodega vecina.

En este último sitio alistan la mercancía para el embalaje. Los sacos se transportan en montacargas que los dejan en contenedores hasta llenarlos, para entregarlos a la sociedad portuaria que se encarga del trámite de exportación.

Mientras realizan este proceso, la carga permanece en el patio de contenedores hasta que se embarque para el exterior.

Dada la importancia de esta carga, directivas de la sociedad portuaria informaron que se construirá una nueva bodega que valdrá 9 millones de dólares y ocupará 11.500 metros cuadrados. Servirá para consolidar las operaciones y logística de manejo de este producto.

También se estudia el uso de robots para el manejo de las cargas de café de exportación.

Noticia tomada de: EL TIEMPO
http://www.eltiempo.com/economia/sectores/mejoras-en-el-puerto-de-buenaventura/16529797

Compartir:

Noticias similares

Política de tratamiento de datos de IMOCOM S.A